El PERIÓDICO

La fotografía de boda en la actualidad

¿Qué buscan los novios en un fotógrafo de boda?

SIN POSADOS

Las parejas no son modelos, no pretenden serlo, muchas parejas encuentran incómodas las situaciones donde no saben qué tienen que hacer.

MOMENTOS

Una boda está llena de momentos y emociones, y todos ellos deben estar recogidos a través de la sensibilidad del fotógrafo y su cámara.

NATURALIDAD

Si hay algo que sea común en la busqueda de un fotógrafo, es que haga una fotografía natural, y se aleje de aquel estilo del siglo pasado.

Hemos experimentado una evolución en la fotografía de boda, te la contamos en este artículo. Este estilo de fotografía documental se ha hecho mas evidente en estos últimos años gracias a la llegada de la fotografía digital. Pprecisamente a la tecnología, que hoy día nos aporta unas herramientas extraordinarias para conseguir imágenes únicas.

Las parejas cada vez son mas exigentes, son mas y mejores los fotógrafos y fotógrafas que han nacido en esta generación tecnológica y que, sumado a su capacidad artística, han conseguido marcar un estilo y forma de fotografiar una boda. La fotografía documental aporta un gran valor a la pareja, que entiende que es la manera mas sencilla de conseguir fotos naturales y espontáneas.  


PREBODA

Se ha popularizado la sesión de preboda como una forma de conectar con la pareja. Hacer fotos de una manera informal y sin los nervios del día de la boda ayuda a que haya una confianza previa con el fotógrafo.

Fotografía de Daniel Guilamón

El día de la boda todo ocurre muy rápido, han sido meses de planificación y cada momento se sucede de manera fugaz. Aquí es donde el fotógrafo de boda se emplea a fondo para no perder ninguno de esos momentos. Es un día intenso, muchas horas por delante, y tener el equipo listo es fundamental.

Desde el punto de partida, la casa del novio o la novia, y sus familiares y amigos mas allegados. Son momentos previos donde ya emergen emociones de unos y otros. Regalos, detalles, palabras de cariño e ilusión. Fotos que recogen instantes inolvidables, muchos nervios, contando los minutos previos al momento del sí quiero.

De repente se aproxima la hora, hay un estado de nervios constante, las prisas, los imprevistos de última hora. Siempre puede haber imágenes curiosas y el fotógrafo debe estar ahí en todo momento.

Entonces llegan todos al evento, algunos con la camisa aun planchada, y otras aguantando sin problema con los tacones. Todo eso dejará de ser así más tarde, porque en el momento de la ceremonia todos están expectantes a la llegada de los novios. Suena la música, hay niños revoltosos, muchas flores bonitas, y mas gente nerviosa.

Ocurre todo rápido, el fotógrafo debe tener ojos en todas partes, hay amigos y familiares muy importantes. La pareja luego tendrá tantos recuerdos en imágenes de todo lo que no pudo ver, que será una grata sorpresa para ellos. Aquí reside el valor de un fotógrafo de boda con la capacidad resolutiva de adaptarse a cada circunstancia de la boda y no perder detalle de los acontecimientos.

 

Foto de postboda de Daniel Guillamón

Postboda

Cuando la pareja ya se ha casado y ha disfrutado de su día, la sesión de postboda es la guida de ese reportaje fotográfico tan extenso. A veces, el día de la boda está tan cargado de momentos que no se pueden escapar unos minutos para realizar estas fotos. Ni mucho menos de una forma tranquila, sin prisas y bañados por el atardecer de algún lugar especialmente elegido.